Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 1 Corintios 3.11
Hechos de los Apóstopoles
Participe da nossa comunidade
Facebook
Twitter