Decid á los de corazón apocado: Confortaos, no temáis: he aquí que vuestro Dios viene con venganza, con pago: el mismo Dios vendrá, y os salvará. Isaias 35.4
2 tesalonicenses
Participe da nossa comunidade
Facebook
Twitter