Por tanto yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fué contado con los perversos, habiendo él llevado el pecado de muchos y orado por los transgresores. Isaias 53.12
Leitura diária na versão Rayana Valera - Español


1 Crônicas 9
1 Crônicas 10
Lucas 10.1-24

1 Crônicas 9


1
Y CONTADO todo Israel por el orden de los linajes, fueron escritos en el libro de los reyes de Israel y de Judá, que fueron trasportados á Babilonia por su rebelión.
2
Los primeros moradores que entraron en sus posesiones en sus ciudades, fueron así de Israel, como de los sacerdotes, Levitas, y Nethineos.
3
Y habitaron en Jerusalem de los hijos de Judá, de los hijos de Benjamín, de los hijos de Ephraim y Manasés:
4
Urai hijo de Amiud, hijo de Omri, hijo de Imrai, hijo de Bani, de los hijos de Phares hijo de Judá.
5
Y de Siloni, Asaías el primogénito, y sus hijos.
6
Y de los hijos de Zara, Jehuel y sus hermanos, seiscientos noventa.
7
Y de los hijos de Benjamín: Sallu hijo de Mesullam, hijo de Odavía, hijo de Asenua
8
E Ibnías hijo de Jeroham, y Ela hijo de Uzzi, hijo de Michri y Mesullam hijo de Sephatías, hijo de Rehuel, hijo de Ibnías.
9
Y sus hermanos por sus linajes fueron nuevecientos cincuenta y seis. Todos estos hombres fueron cabezas de familia en las casas de sus padres.
10
Y de los sacerdotes: Jedaía, Joiarib, Joachîm
11
Y Azarías hijo de Hilcías, hijo de Mesullam, hijo de Sadoc, hijo de Meraioth, hijo de Achîtob, príncipe de la casa de Dios
12
Y Adaías hijo de Jeroham, hijo de Phasur, hijo de Machîas y Masai hijo de Adiel, hijo de Jazera, hijo de Mesullam, hijo de Mesillemith, hijo de Immer
13
Y sus hermanos, cabezas de las casas de sus padres, en número de mil setecientos sesenta, hombres de grande eficacia en la obra del ministerio en la casa de Dios.
14
Y de los Levitas: Semeías, hijo de Hassub, hijo de Azricam, hijo de Hasabías, de los hijos de Merari
15
Y Bacbaccar, Heres, y Galal, y Mattanía hijo de Michâs, hijo de Zichri, hijo de Asaph
16
Y Obadías hijo de Semeías, hijo de Galal, hijo de Iduthum: y Berachîas hijo de Asa, hijo de Elcana, el cual habitó en las aldeas de Nethophati.
17
Y los porteros: Sallum, Accub, Talmon, Ahiman, y sus hermanos. Sallum era el jefe.
18
Y hasta ahora entre las cuadrillas de los hijos de Leví han sido estos los porteros en la puerta del rey que está al oriente.
19
Y Sallum hijo de Core, hijo de Abiasath, hijo de Corah, y sus hermanos los Coraitas por la casa de su padre, tuvieron cargo de la obra del ministerio, guardando las puertas del tabernáculo y sus padres fueron sobre la cuadrilla de Jehová guardas de la entrada.
20
Y Phinees hijo de Eleazar fué antes capitán sobre ellos, siendo Jehová con él.
21
Y Zacarías hijo de Meselemia era portero de la puerta del tabernáculo del testimonio.
22
Todos estos, escogidos para guardas en las puertas, eran doscientos doce cuando fueron contados por el orden de sus linajes en sus villas, á los cuales constituyó en su oficio David y Samuel el vidente.
23
Así ellos y sus hijos eran porteros por sus turnos á las puertas de la casa de Jehová, y de la casa del tabernáculo.
24
Y estaban los porteros á los cuatro vientos, al oriente, al occidente, al septentrión, y al mediodía.
25
Y sus hermanos que estaban en sus aldeas, venían cada siete días por sus tiempos con ellos.
26
Porque cuatro principales de los porteros Levitas estaban en el oficio, y tenían cargo de las cámaras, y de los tesoros de la casa de Dios.
27
Estos moraban alrededor de la casa de Dios, porque tenían cargo de la guardia, y el de abrir aquélla todas las mañanas.
28
Algunos de estos tenían cargo de los vasos del ministerio, los cuales se metían por cuenta, y por cuenta se sacaban.
29
Y otros de ellos tenían cargo de la vajilla, y de todos los vasos del santuario, y de la harina, y del vino, y del aceite, y del incienso, y de los aromas.
30
Y algunos de los hijos de los sacerdotes hacían los ungüentos aromáticos.
31
Y Mathathías, uno de los Levitas, primogénito de Sallum Coraita, tenía cargo de las cosas que se hacían en sartén.
32
Y algunos de los hijos de Coath, y de sus hermanos, tenían el cargo de los panes de la proposición, los cuales ponían por orden cada sábado.
33
Y de estos había cantores, principales de familias de los Levitas, los cuales estaban en sus cámaras exentos porque de día y de noche estaban en aquella obra.
34
Estos eran jefes de familias de los Levitas por sus linajes, jefes que habitaban en Jerusalem.
35
Y en Gabaón habitaban Jehiel padre de Gabaón, el nombre de cuya mujer era Maachâ
36
Y su hijo primogénito Abdón, luego Sur, Chîs, Baal, Ner, Nadab
37
Gedor, Ahio, Zachârias, y Micloth.
38
Y Micloth engendró á Samaán. Y estos habitaban también en Jerusalem con sus hermanos enfrente de ellos.
39
Y Ner engendró á Cis, y Cis engendró á Saúl, y Saúl engendró á Jonathán, Malchîsua, Abinadab, y Esbaal.
40
E hijo de Jonathán fué Merib-baal, y Merib-baal engendró á Michâ.
41
Y los hijos de Michâ: Phitón, Melech, Tharea, y Ahaz.
42
Ahaz engendró á Jara, y Jara engendró á Alemeth, Azmaveth, y Zimri: y Zimri engendró á Mosa
43
Y Mosa engendró á Bina, cuyo hijo fué Rephaía, del que fué hijo Elasa, cuyo hijo fué Asel.
44
Y Asel tuvo seis hijos, los nombres de los cuales son: Azricam, Bochru, Ismael, Seraía, Obadías, y Hanán: estos fueron los hijos de Asel.

topo

1 Crônicas 10


1
LOS Filisteos pelearon con Israel y huyeron delante de ellos los Israelitas, y cayeron heridos en el monte de Gilboa.
2
Y los Filisteos siguieron á Saúl y á sus hijos y mataron los Filisteos á Jonathán, y á Abinadab, y á Malchîsua, hijos de Saúl.
3
Y agravóse la batalla sobre Saúl, y le alcanzaron los flecheros, y fué de los flecheros herido.
4
Entonces dijo Saúl á su escudero: Saca tu espada, y pásame con ella, porque no vengan estos incircuncisos, y hagan escarnio de mí mas su escudero no quiso, porque tenía gran miedo. Entonces Saúl tomó la espada, y echóse sobre ella.
5
Y como su escudero vió á Saúl muerto, él también se echó sobre su espada, y matóse.
6
Así murió Saúl, y sus tres hijos y toda su casa murió juntamente con él.
7
Y viendo todos los de Israel que habitaban en el valle, que habían huído, y que Saúl y sus hijos eran muertos, dejaron sus ciudades, y huyeron: y vinieron los Filisteos, y habitaron en ellas.
8
Y fué que viniendo el día siguiente los Filisteos á despojar los muertos, hallaron á Saúl y á sus hijos tendidos en el monte de Gilboa.
9
Y luego que le hubieron desnudado, tomaron su cabeza y sus armas, y enviáronlo todo á la tierra de los Filisteos por todas partes, para que fuese denunciado á sus ídolos y al pueblo.
10
Y pusieron sus armas en el templo de su dios, y colgaron la cabeza en el templo de Dagón.
11
Y oyendo todos los de Jabes de Galaad lo que los Filisteos habían hecho de Saúl,
12
Levantáronse todos los hombres valientes, y tomaron el cuerpo de Saúl, y los cuerpos de sus hijos, y trajéronlos á Jabes y enterraron sus huesos debajo del alcornoque en Jabes, y ayunaron siete días.
13
Así murió Saúl por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó y porque consultó al pythón, preguntándo le,
14
Y no consultó á Jehová: por esta causa lo mató, y traspasó el reino á David, hijo de Isaí.

topo

Lucas 10

1-24
1
Y DESPUÉS de estas cosas, designó el Señor aun otros setenta, los cuales envió de dos en dos delante de sí, á toda ciudad y lugar á donde él había de venir.
2
Y les decía: La mies á la verdad es mucha, mas los obreros pocos por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros á su mies.
3
Andad, he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos.
4
No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado y á nadie saludéis en el camino.
5
En cualquiera casa donde entrareis, primeramente decid: Paz sea á esta casa.
6
Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él y si no, se volverá á vosotros.
7
Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os dieren porque el obrero digno es de su salario. No os paséis de casa en casa.
8
Y en cualquiera ciudad donde entrareis, y os recibieren, comed lo que os pusieren delante
9
Y sanad los enfermos que en ella hubiere, y decidles: Se ha llegado á vosotros el reino de Dios.
10
Mas en cualquier ciudad donde entrareis, y no os recibieren, saliendo por sus calles, decid:
11
Aun el polvo que se nos ha pegado de vuestra ciudad á nuestros pies, sacudimos en vosotros: esto empero sabed, que el reino de los cielos se ha llegado á vosotros.
12
Y os digo que los de Sodoma tendrán más remisión aquel día, que aquella ciudad.
13
¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Bethsaida! que si en Tiro y en Sidón hubieran sido hechas las maravillas que se han hecho en vosotras, ya días ha que, sentados en cilicio y ceniza, se habrían arrepentido.
14
Por tanto, Tiro y Sidón tendrán más remisión que vosotras en el juicio.
15
Y tú, Capernaum, que hasta los cielos estás levantada, hasta los infiernos serás abajada.
16
El que á vosotros oye, á mí oye y el que á vosotros desecha, á mí desecha y el que á mí desecha, desecha al que me envió.
17
Y volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.
18
Y les dijo: Yo veía á Satanás, como un rayo, que caía del cielo.
19
He aquí os doy potestad de hollar sobre las serpientes y sobre los escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.
20
Mas no os gocéis de esto, que los espíritus se os sujetan antes gozaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.
21
En aquella misma hora Jesús se alegró en espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, que escondiste estas cosas á los sabios y entendidos, y las has revelado á los pequeños: así, Padre, porque así te agradó.
22
Todas las cosas me son entregadas de mi Padre: y nadie sabe quién sea el Hijo sino el Padre ni quién sea el Padre, sino el Hijo, y á quien el Hijo lo quisiere revelar.
23
Y vuelto particularmente á los discípulos, dijo: Bienaventurados los ojos que ven lo que vosotros veis:
24
Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron y oir lo que oís, y no lo oyeron.

topo
Únete a nuestra comunidad
Facebook
Twitter