El que sacrifica alabanza me honrará: Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salud de Dios. Salmo 50.23
Leitura diária na versão Rayana Valera - Español


Salmo 64
Salmo 65
Salmo 66
Salmo 67
2 Corintios 11.1-15

Salmo 64


1
<> ESCUCHA, oh Dios, mi voz en mi oración: Guarda mi vida del miedo del enemigo.
2
Escóndeme del secreto consejo de los malignos De la conspiración de los que obran iniquidad:
3
Que amolaron su lengua como cuchillo, Y armaron por su saeta palabra amarga
4
Para asaetear á escondidas al íntegro: De improviso lo asaetean, y no temen.
5
Obstinados en su inicuo designio, Tratan de esconder los lazos, Y dicen: ¿Quién los ha de ver?
6
Inquieren iniquidades, hacen una investigación exacta Y el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como el corazón, es profundo.
7
Mas Dios los herirá con saeta De repente serán sus plagas.
8
Y harán caer sobre sí sus mismas lenguas: Se espantarán todos los que los vieren.
9
Y temerán todos los hombres, Y anunciarán la obra de Dios, Y entenderán su hecho.
10
Alegraráse el justo en Jehová, y confiaráse en él Y se gloriarán todos los rectos de corazón.

topo

Salmo 65


1
<> A TI es plácida la alabanza en Sión, oh Dios: Y á ti se pagarán los votos.
2
Tú oyes la oración: A ti vendrá toda carne.
3
Palabras de iniquidades me sobrepujaron: Mas nuestras rebeliones tú las perdonarás.
4
Dichoso el que tú escogieres, é hicieres llegar á ti, Para que habite en tus atrios: Seremos saciados del bien de tu casa, De tu santo templo.
5
Con tremendas cosas, en justicia, nos responderás tú, Oh Dios de nuestra salud, Esperanza de todos los términos de la tierra, Y de los más remotos confines de la mar.
6
Tú, el que afirma los montes con su potencia, Ceñido de valentía:
7
El que amansa el estruendo de los mares, el estruendo de sus ondas, Y el alboroto de las gentes.
8
Por tanto los habitadores de los fines de la tierra temen de tus maravillas. Tú haces alegrar las salidas de la mañana y de la tarde.
9
Visitas la tierra, y la riegas: En gran manera la enriqueces Con el río de Dios, lleno de aguas: Preparas el grano de ellos, cuando así la dispones.
10
Haces se empapen sus surcos, Haces descender sus canales: Ablándasla con lluvias, Bendices sus renuevos.
11
Tú coronas el año de tus bienes Y tus nubes destilan grosura.
12
Destilan sobre las estancias del desierto Y los collados se ciñen de alegría.
13
Vístense los llanos de manadas, Y los valles se cubren de grano: Dan voces de júbilo, y aun cantan.

topo

Salmo 66


1
<> ACLAMAD á Dios con alegría, toda la tierra:
2
Cantad la gloria de su nombre: Poned gloria en su alabanza.
3
Decid á Dios: ¡Cuán terribles tus obras! Por lo grande de tu fortaleza te mentirán tus enemigos.
4
Toda la tierra te adorará, Y cantará á ti Cantarán á tu nombre. (Selah.)
5
Venid, y ved las obras de Dios, Terrible en hechos sobre los hijos de los hombres.
6
Volvió la mar en seco Por el río pasaron á pie Allí en él nos alegramos.
7
El se enseñorea con su fortaleza para siempre: Sus ojos atalayan sobre las gentes: Los rebeldes no serán ensalzados. (Selah.)
8
Bendecid, pueblos, á nuestro Dios, Y haced oir la voz de su alabanza.
9
El es el que puso nuestra alma en vida, Y no permitió que nuestros pies resbalasen.
10
Porque tú nos probaste, oh Dios: Ensayástenos como se afina la plata.
11
Nos metiste en la red Pusiste apretura en nuestros lomos.
12
Hombres hiciste subir sobre nuestra cabeza Entramos en fuego y en aguas, Y sacástenos á hartura.
13
Entraré en tu casa con holocaustos: Te pagaré mis votos,
14
Que pronunciaron mis labios, Y habló mi boca, cuando angustiado estaba.
15
Holocaustos de cebados te ofreceré, Con perfume de carneros: Sacrificaré bueyes y machos cabríos. (Selah.)
16
Venid, oid todos los que teméis á Dios, Y contaré lo que ha hecho á mi alma.
17
A él clamé con mi boca, Y ensalzado fué con mi lengua.
18
Si en mi corazón hubiese yo mirado á la iniquidad, El Señor no me oyera.
19
Mas ciertamente me oyó Dios Antendió á la voz de mi súplica.
20
Bendito Dios, Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.

topo

Salmo 67


1
<> DIOS tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga Haga resplandecer su rostro sobre nosotros (Selah)
2
Para que sea conocido en la tierra tu camino, En todas las gentes tu salud.
3
Alábente los pueblos, oh Dios Alábente los pueblos todos.
4
Alégrense y gocénse las gentes Porque juzgarás los pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones en la tierra. (Selah.)
5
Alábente los pueblos, oh Dios: Todos los pueblos te alaben.
6
La tierra dará su fruto: Nos bendecirá Dios, el Dios nuestro.
7
Bendíganos Dios, Y témanlo todos los fines de la tierra.

topo

2 Corintios 11

1-15
1
OJALA toleraseis un poco mi locura empero toleradme.
2
Pues que os celo con celo de Dios porque os he desposado á un marido, para presentaros como una virgen pura á Cristo.
3
Mas temo que como la serpiente engaño á Eva con su astucia, sean corrompidos así vuestros sentidos en alguna manera, de la simplicidad que es en Cristo.
4
Porque si el que viene, predicare otro Jesús que el que hemos predicado, ó recibiereis otro espíritu del que habéis recibido, ú otro evangelio del que habéis aceptado, lo sufrierais bien.
5
Cierto pienso que en nada he sido inferior á aquellos grandes apóstoles.
6
Porque aunque soy basto en la palabra, empero no en la ciencia: mas en todo somos ya del todo manifiestos á vosotros.
7
¿Pequé yo humillándome á mí mismo, para que vosotros fueseis ensalzados, porque os he predicado el evangelio de Dios de balde?
8
He despojado las otras iglesias, recibiendo salario para ministraros á vosotros.
9
Y estando con vosotros y teniendo necesidad, á ninguno fuí carga porque lo que me faltaba, suplieron los hermanos que vinieron de Macedonia: y en todo me guardé de seros gravoso, y me guardaré.
10
Es la verdad de Cristo en mí, que esta gloria no me será cerrada en las partes de Acaya.
11
¿Por qué? ¿porque no os amo? Dios lo sabe.
12
Mas lo que hago, haré aún, para cortar la ocasión de aquellos que la desean, á fin de que en aquello que se glorían, sean hallados semejantes á nosotros.
13
Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, trasfigurándose en apóstoles de Cristo.
14
Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz.
15
Así que, no es mucho si también sus ministros se transfiguran como ministros de justicia cuyo fin será conforme á sus obras.

topo
Únete a nuestra comunidad
Facebook
Twitter