Mas los que esperan á Jehová tendrán nuevas fuerzas levantarán las alas como águilas, correrán, y no se cansarán, caminarán, y no se fatigarán. Isaias 40.31
Daily reading in version Rayana Valera - Espanish


Job 9
Job 10
Job 11
2 tesalonicenses 2

Job 9


1
Y RESPONDIO Job, y dijo:
2
Ciertamente yo conozco que es así: ¿Y cómo se justificará el hombre con Dios?
3
Si quisiere contender con él, No le podrá responder á una cosa de mil.
4
El es sabio de corazón, y poderoso en fortaleza, ¿Quién se endureció contra él, y quedó en paz?
5
Que arranca los montes con su furor, Y no conocen quién los trastornó:
6
Que remueve la tierra de su lugar, Y hace temblar sus columnas:
7
Que manda al sol, y no sale Y sella las estrellas:
8
El que extiende solo los cielos, Y anda sobre las alturas de la mar:
9
El que hizo el Arcturo, y el Orión, y las Pléyadas, Y los lugares secretos del mediodía:
10
El que hace cosas grandes é incomprensibles, Y maravillosas, sin número.
11
He aquí que él pasará delante de mí, y yo no lo veré Y pasará, y no lo entenderé.
12
He aquí, arrebatará ¿quién le hará restituir? ¿Quién le dirá, Qué haces?
13
Dios no tornará atrás su ira, Y debajo de él se encorvan los que ayudan á los soberbios.
14
¿Cuánto menos le responderé yo, Y hablaré con él palabras estudiadas?
15
Que aunque fuese yo justo, no responderé Antes habré de rogar á mi juez.
16
Que si yo le invocase, y él me respondiese, Aun no creeré que haya escuchado mi voz.
17
Porque me ha quebrado con tempestad, Y ha aumentado mis heridas sin causa.
18
No me ha concedido que tome mi aliento Mas hame hartado de amarguras.
19
Si habláremos de su potencia, fuerte por cierto es Si de juicio, ¿quién me emplazará?
20
Si yo me justificare, me condenará mi boca Si me dijere perfecto, esto me hará inicuo.
21
Bien que yo fuese íntegro, no conozco mi alma: Reprocharé mi vida.
22
Una cosa resta que yo diga: Al perfecto y al impío él los consume.
23
Si azote mata de presto, Ríese de la prueba de los inocentes.
24
La tierra es entregada en manos de los impíos, Y él cubre el rostro de sus jueces. Si no es él, ¿quién es? ¿dónde está?
25
Mis días han sido más ligeros que un correo Huyeron, y no vieron el bien.
26
Pasaron cual navíos veloces: Como el águila que se arroja á la comida.
27
Si digo: Olvidaré mi queja, Dejaré mi aburrimiento, y esforzaréme:
28
Contúrbanme todos mis trabajos Sé que no me darás por libre.
29
Yo soy impío, ¿Para qué trabajaré en vano?
30
Aunque me lave con aguas de nieve, Y limpie mis manos con la misma limpieza,
31
Aun me hundirás en el hoyo, Y mis propios vestidos me abominarán.
32
Porque no es hombre como yo, para que yo le responda, Y vengamos juntamente á juicio.
33
No hay entre nosotros árbitro Que ponga su mano sobre nosotros ambos.
34
Quite de sobre mí su vara, Y su terror no me espante.
35
Entonces hablaré, y no le temeré: Porque así no estoy en mí mismo.

top

Job 10


1
ESTA mi alma aburrida de mi vida: Daré yo suelta á mi queja sobre mí, Hablaré con amargura de mi alma.
2
Diré á Dios: no me condenes Hazme entender por qué pleiteas conmigo.
3
¿Parécete bien que oprimas, Que deseches la obra de tus manos, Y que resplandezcas sobre el consejo de los impíos?
4
¿Tienes tú ojos de carne? ¿Ves tú como ve el hombre?
5
¿Son tus días como los días del hombre, O tus años como los tiempos humanos,
6
Para que inquieras mi iniquidad, Y busques mi pecado,
7
Sobre saber tú que no soy impío, Y que no hay quien de tu mano libre?
8
Tus manos me formaron y me compusieron Todo en contorno: ¿y así me deshaces?
9
Acuérdate ahora que como á lodo me diste forma: ¿Y en polvo me has de tornar?
10
¿No me fundiste como leche, Y como un queso me cuajaste?
11
Vestísteme de piel y carne, Y cubrísteme de huesos y nervios.
12
Vida y misericordia me concediste, Y tu visitación guardó mi espíritu.
13
Y estas cosas tienes guardadas en tu corazón Yo sé que esto está cerca de ti.
14
Si pequé, tú me has observado, Y no me limpias de mi iniquidad.
15
Si fuere malo, ¡ay de mí! Y si fuere justo, no levantaré mi cabeza, Estando harto de deshonra, Y de verme afligido.
16
Y subirá de punto, pues me cazas como á león, Y tornas á hacer en mí maravillas.
17
Renuevas contra mí tus plagas, Y aumentas conmigo tu furor, Remudándose sobre mí ejércitos.
18
¿Por qué me sacaste de la matriz? Habría yo espirado, y no me vieran ojos.
19
Fuera, como si nunca hubiera sido, Llevado desde el vientre á la sepultura.
20
¿No son mis días poca cosa? Cesa pues, y déjame, para que me conforte un poco.
21
Antes que vaya para no volver, A la tierra de tinieblas y de sombra de muerte
22
Tierra de oscuridad, lóbrega Como sombra de muerte, sin orden, Y que aparece como la oscuridad misma.

top

Job 11


1
Y RESPONDIO Sophar Naamathita, y dijo:
2
¿Las muchas palabras no han de tener respuesta? ¿Y el hombre parlero será justificado?
3
¿Harán tus falacias callar á los hombres? ¿Y harás escarnio, y no habrá quien te avergüence?
4
Tú dices: Mi conversar es puro, Y yo soy limpio delante de tus ojos.
5
Mas ¡oh quién diera que Dios hablara, Y abriera sus labios contigo,
6
Y que te declarara los arcanos de la sabiduría, Que son de doble valor que la hacienda! Conocerías entonces que Dios te ha castigado menos que tu iniquidad merece.
7
¿Alcanzarás tú el rastro de Dios? ¿Llegarás tú á la perfección del Todopoderoso?
8
Es más alto que los cielos: ¿qué harás? Es más profundo que el infierno: ¿cómo lo conocerás?
9
Su dimensión es más larga que la tierra, Y más ancha que la mar.
10
Si cortare, ó encerrare, O juntare, ¿quién podrá contrarrestarle?
11
Porque él conoce á los hombres vanos: Ve asimismo la iniquidad, ¿y no hará caso?
12
El hombre vano se hará entendido, Aunque nazca como el pollino del asno montés.
13
Si tú apercibieres tu corazón, Y extendieres á él tus manos
14
Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, Y no consintieres que more maldad en tus habitaciones
15
Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha, Y serás fuerte y no temerás:
16
Y olvidarás tu trabajo, O te acordarás de él como de aguas que pasaron:
17
Y en mitad de la siesta se levantará bonanza Resplandecerás, y serás como la mañana:
18
Y confiarás, que habrá esperanza Y cavarás, y dormirás seguro:
19
Y te acostarás, y no habrá quien te espante: Y muchos te rogarán.
20
Mas los ojos de los malos se consumirán, Y no tendrán refugio Y su esperanza será agonía del alma.

top

2 tesalonicenses 2


1
EMPERO os rogamos, hermanos, cuanto á la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestro recogimiento á él,
2
Que no os mováis fácilmente de vuestro sentimiento, ni os conturbéis ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como nuestra, como que el día del Señor esté cerca.
3
No os engañe nadie en ninguna manera porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,
4
Oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, ó que se adora tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios.
5
¿No os acordáis que cuando estaba todavía con vosotros, os decía esto?
6
Y ahora vosotros sabéis lo que impide, para que á su tiempo se manifieste.
7
Porque ya está obrando el misterio de iniquidad: solamente espera hasta que sea quitado de en medio el que ahora impide
8
Y entonces será manifestado aquel inicuo, al cual el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida
9
A aquel inicuo, cuyo advenimiento es según operación de Satanás, con grande potencia, y señales, y milagros mentirosos,
10
Y con todo engaño de iniquidad en los que perecen por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
11
Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean á la mentira
12
Para que sean condenados todos los que no creyeron á la verdad, antes consintieron á la iniquidad.
13
Mas nosotros debemos dar siempre gracias á Dios por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salud, por la santificación del Espíritu y fe de la verdad:
14
A lo cual os llamó por nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.
15
Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, ó por carta nuestra.
16
Y el mismo Señor nuestro Jesucristo, y Dios y Padre nuestro, el cual nos amó, y nos dió consolación eterna, y buena esperanza por gracia,
17
Consuele vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.

top
Join our community
Facebook
Twitter